¿Quién se puede beneficiar de la Musicoterapia?

En el pasado, los musicoterapeutas trabajaban más frecuentemente con aquellas personas que tenían problemas psicológicos o retraso mental. A través de un mayor énfasis en el cuidado preventivo, en la integración en la escuela de los niños/as con discapacidades, y en ofrecer más servicios a la gente mayor, los musicoterapeutas han extendido su práctica a nuevos entornos clínicos. En la actualidad, la Musicoterapia se usa en una amplia variedad de contextos y lugares, algunos de ellos son: centros de día para menores, adolescentes y adultos, centros geriátricos, prisiones, centros médicos y Hospitales, abordando de este modo diversos tratamientos tales como: reducción del dolor, salud mental, reducción del estrés, estimulación temprana, asistencia en partos, re inserción social y re habilitación de drogas y alcohol.